Skip to main content

Por qué la guerra está siendo un fracaso rotundo para Putin?

Es increíble ver cómo la guerra de Putin ha sido un desastre en todos sus aspectos, militares, económicos, geopolíticos y es que la primera escusa con la que el Kremlin comenzó su invasión en Ucrania fue para supuestamente frenar el avance de la OTAN a las fronteras de Rusia, pero lejos de espantar a los países vecinos de Rusia a no terminar con el mismo destino que Ucrania, la guerra de Putin solo ha provocado que muchos países que antes era impensable que se unieran a la OTAN estén ahora pidiendo unirse al bando de occidente de manera desesperada, es decir, Putin está logrando todo lo contrario a lo que pedía, ha logrado unir a Europa, pero en su contra.

Y para comenzar hay que poner la mirada justo aquí, en Finlandia y Suecia, que han sorprendido a Vladimir Putin y al mundo por que siempre habían sido países históricamente neutrales cuando se trata de conflictos bélicos, tratados militares y cosas de esas y han pedido su ingreso acelerado a la OTAN y esa este es apenas el inicio de una lista mas larga que se le viene a Putin en la que su parece que su única salida, podría ser amenazar con bombardear al mundo entero.

Y es que la OTAN ha sido la gran piedra en el zapato de Rusia por décadas, y aunque no se habla demasiado de ellos, Finlandia y Suecia serían piezas estratégicas que podrían poner en jaque el dominio de Putin en la región. Pero cuidado, porque estas dos piezas del tablero cargadas ahora del lado de la OTAN podrían hundir a Rusia en una derrota imperdonable para el Kremlin. Dejame explicarte por qué.

FINLANDIA Y SUECIA: VALIOSOS REFUERZOS

En otros videos hemos hablado sobre el papel de la OTAN en la guerra entre Rusia y Ucrania y es que por un lado Putin insiste que la Alianza ha incumplido sus promesas hechas en la época de la antigua Unión Soviética, sobre no expandirse al Este de Europa ni debilitar el poder de Rusia tomando como aliados a sus vecinos y la OTAN insiste en que esa promesa nunca ocurrió.

Pero lo que si es un hecho que desde que acabó la Guerra Fría y se disolvió la URSS, a principios de los ’90, la OTAN ha incorporado a antiguos miembros del bloque comunista ruso y a otros más que ya tenían intención de unirse para hacer frente a la poderosa sombra de la URSS y por supuesto que la OTAN se ha vuelto el arma decisiva, como un gran pulpo con tentáculos que han amarrado al Kremlin para evitar que Rusia recobre el poderío de la Unión Soviética. En total se han dado 5 expansiones para adherir a Hungría, Polonia, República Checa, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia.

Luego también a ciertos países de la región Báltica, que son los que tienen costa en el Mar Báltico, y esta es la costa que separa a Rusia de los países escandinavos. Estonia, Letonia y Lituania, los tres tienen frontera directa con Rusia y son miembros de la OTAN con un papel estratégico en las operaciones que se dan en esa nombrada zona marítima.

Pero esto no acaba allí, la OTAN también tiene presencia en los balcanes, con Croacia, Albania, Montenegro y Macedonia del Norte. En total, estos 30 países son hasta ahora miembros de la OTAN y 1.300 kilómetros de frontera terrestre contra Rusia, algo que el Secretario General de la también llamada Alianza del Atlántico, Jens Stoltenberg, califica como “un gran éxito que ha ayudado a difundir la democracia, el Estado de Derecho y la libertad en toda Europa”. Pero ni en sus mejores momentos la OTAN hubiera soñado con incorporar a su alianza a estos dos países claves para Rusia que desde siempre se habían declarado neutrales y que rotundamente se habían negado con anterioridad a unirse a la OTAN.

Por eso la alianza del atlántico está más que dispuesta a incluir a Finlandia y Suecia, porque estos gobiernos se han ahora mostrado como nunca a favor de las acciones de la OTAN desde que comenzó la guerra.

¿Pero por qué de pronto tanto Suecia como Finlandia, han pedido su ingreso a la OTAN?

APRENDE MAS DE ESTE TEMA EN NUESTRO VIDEO: